Adiós árbol

Hace poco se fue uno de los árboles más grandes de San José Mayorazgo, un ciprés italiano de más de 15 metros de altura. La mamá de David, vecino y dueño del carrito de hot-dogs y hamburguesas más lindo del mundo, decidió mandarlo a podar por completo.

Cuando me acerqué con David para conocer el motivo, mencionó que su mamá lo consideraba muy alto y que en cualquier momento podría caerse y hacer daños en la estructura de la casa. Antes, David me había compartido que este árbol lo sembraron él y su hermano, hace más de 30 años.

A mi me gustaba presumirlo siempre que podía. Días antes del temblor de septiembre me resolví a tomarle una fotografía para compartirlo con el resto de las vecinas y vecinos. Resultó una atinada captura por que 3 días después fue la poda y 2 días después fue el temblor. Me gusta imaginar que la mamá de David, tiene también ese otro  sentido desarrollado como el de Mar, esa intuición poderosa.

El quinto ciprés de derecha a izquierda era del que les cuento. Aunque en la foto se ve más bajo no lo era, resultó de la posición con que le tomé. El otro árbol, el despeinado puede que sea el segundo más grande ahora. Es un cedro limón muy bello.

21741996_1873598032669259_1173587902_o (1)

 

Un jardinero que conoce bien esta colonia y con quien me encanta encontrarme, me contó del árbol más grande, una araucaria preciosa:

21764051_1873598059335923_1319679775_o (1)Ahora es quien custodia el punto más largo en San José Mayorazgo.

Cuando dé con ella, se las presento.

¡Qué vivan los árboles!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s