No he recibido carta tuya y tampoco es como si me viviera los días esperando. Mentira, tú sabes que sí. Entiendo que lo nuestro no haya podido suceder pero ¿era necesario cortar las formas de comunicación?

Hoy tomé un  café en el Centro con una amiga que además de tener casi 10 años sin verla, me cuenta que también las ha pasado mal y se ha enfermado de amor. Un amor tan fuerte que no la ha dejado vivir en paz. Me niega a ciencia cierta estar completamente curada y que con cada foto que ve de él la pasa mal. Por eso yo decidí guardar todas tus fotos. No verlas durante un tiempo, por que también coincidimos ella y yo en que es muy sano dejar de admirar las fotos de quien se despega del alma.

Quizás vas a odiarme por todos los cuentos que te comienzo pero, mi amor, cada quien elige sus terapias para asegurar su propia superveniencia. De cualquier forma te vas a quedar aquí, en mi corazón. Sin saber cuanto tiempo te quedes a habitarme más

te besa, aún con todo y aunque no suceda…

フェルナンド

 

P.S: Te estas perdiendo de unos templos católicos increíbles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s