Mejor no. 

Claro que aunque estemos disparados a los diferentes universos que amerita la supuesta realidad de las múltiples personalidades que adquirimos, algunas como respuesta inmunológica a todo lo que se expone uno hoy en día, cada una de las decisiones que nutren esas personalidades están fundamentadas en nuestro consciente estado del beneficio propio.

En estos momentos de mi vida pretendo olvidar, sanar y reconstruir los múltiples pedazos que me ha dejado lo efímero. Y aún así, explicando todo lo anterior hay quienes de verdad parecen querer hacer algo por juntar todas esas gotas derramadas. Que ya se evaporaron.

No pretendo sujetarme a ningún tipo de ser, mucho menos de sentimientos poco fundamentados en días, pocos, por qué eso duele. Duele conocer, pretender y luego entender y perder. Ese sistema caduco y vicioso que impera con ayuda de la tecnología y nuestros arrebatos psicológicos, duele y cala entre huesos y algunos sistemas, en algunos más que en otros…

El sanguíneo por ejemplo. Cuando a uno le duele la sangre por entender que iba en sentido inverso, eso acaba con las ganas. Y estas  ganas infinitas lo sienten.

Mejor no, por favor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s